castígate

blog del 1r ESO E de l'IES Ramon Llull

2.es.12. Microrrelatos de clase (2)

En un colegio, un niño se equivocó en clase de mates, y uno dice: tienes mucho que aprender.
¿Cómo que?- respondió. Como muchas cosas; a no equivocarte, a venir más pronto al cole, a prestar atención…
Vale- dijo el equivocado. Pero tú tendrías que aprender, que cuando van dos no se cae el de enmedio.

Una tarde, en una pequña ciudad, situada al sur de una pequeña isla de nombre anónimo, había un crío, de entre 13 y 14 años, que no era tan crío, si no que se podría denominar como preadolescente, salió del instituto akl que hiba a estudiar para volver a su casa como de costumbre y comer, cuando vio una imagen tan bella que él no podía creer, ni siquiera podía sostenerse de pie ante tal deslumbrante imagen, una chica de más o menos su edad.

La casa de enfrente
Él iba en dirección a su casa anonadado por la belleza de aquella chica, sin darse cuenta de que ella se dirigía hacía el mismo sitio que él.
Él se llamaba Daniel, aún que todos le llamaba Dan, tenía un carácter, un tanto agrio, que le hacía particular entre la gente que lo rodeaba, extraño a la vez que conocido, era extremadamente inteligente y astuto, pero muchas veces no conseguía poner de acuerdo su inteligencia y su carácter, pero casi siempre sabía como había de hacer las cosas para conseguir lo que se proponía, pero cuando tuvo la visión de aquella chica se planteó que aquello sería todo un reto para él.

Un día una familia muy unida que vivía en una ciudad muy tranquila decidió ir de acampada.
Cuando llegaron, la más pequeña de la familia decidió ir a explorar por ahí pero al cabo de dos minutos se perdió, llamaron miles de veces su nombre y volvió llorando pero a su lado había otra niña y al cabo de unos minutos desapareció.

El campo estaba lleno de hierbajos y allí entre tallos altos y verdes, una jaula antigua, con un pájaro dentro, estaba aleteando sus alas con gran rapidez, porqué se le aproximaba un felino, su corazón latía con tal fuerza, que se liberó de su prisión convertido en mariposa.

“Que bonito me está quedando esta robot” penso el científico Len, con tan solo trece años de edad sus padres le olvidaron en una ciudad abandonada.
“¡ROBOT 67183 RIN MILAGRO ACTIVADO” gritó la robot. “¿Que pasa?” preguntó. “¡Bien, mi robot esta vivo!” pensó, mientras daba la bienvenida al robot.
El cientifico quiso enseñarle a la robot lo que era querer porque ella no tenía corazón. “Te prometo que te enseñaré a ser feliz, pero por el camino también encontrarás la tristeza y la soledad” pero el robot no entendía nada y cuando el científico la enseñaba cosas, ella solo le imitaba.
Pero un día… Mientras el científico estaba desesperado por crear el programa “Corazón” llegó un mensaje del futuro de…¡Rin!.
“Gracias por mi corazón, padre, pero pesa mucho….” cayó y se desconectó. El científico se puso contento porque descubrió que al final si que crearía un corazón pero estaba triste porque el corazón sería demasiado para ella y cuando se hizo viejo dijo lo siguiente: “Rin, cuando yo me muera te quedarás sola, como yo antes de que tu llegaras, y sobre todo no abras el programa corazón, o te desconectarás sola automáticamente” y murió.
Rin, como no sabía que era la muerte miró a su inventor, Len, con los ojos vacíos y lo enterró sin saber lo que hacía.
“PROCESO DE DESCONEXIÓN DURANTE TRES AÑOS ACTIVADO…” y se desconectó.
Tres años después… “¡ROBOT 67183 RIN MILAGRO ACTIVADO, PERIODO DE DESCONEXIÓN ACABADO”. “Quiero saber lo que hizo para mi, para lo que perdió la vida pero me avisó que no lo abriera. ¿Que hago?” pensó Rin. Ella fue al ordenador y tocó la pantalla “PROCESO DE TRANSPLANTE DE CORAZÓN ACTIVADO, BIENVENIDA AL MUNDO ROBOT RIN”, se oyó un golpe y Rin cayó.
Una lágrima cayó, otra, otra, otra. “¡¡¡¿¿¿PORQUE NO PUEDO DEJAR DE LLORAR!!!???” gritó.
Por el cerebro le pasaron imágenes felices y tristes de cuando era robot y al cabo de unos minutos volvieron, pero con su corazón.
“Ya queda poco tiempo para mi muerte” pensó y decidió mandar un mensaje a su padre: “Gracias por mi corazón, padre, pero pesa mucho” y puso: De Rin para Rin. La maquina cayó y no volvió a levantarse pero en su cara estaba dibujada una radiante sonrisa.

La vida
Es corta, muy corta. En un cerrar y abrir de ojos ya todo se desvaneció. Algunos tienen suerte; dinero, felicidad. Pero otros no, morirse de hambre, morirse de enfermedad.
No existimos, y en un par de meses somos humanos. Nos pasamos media vida aprendiendo y estudiando. Vivimos, bien o mal, pero vivimos. Y después de todo ese esfuerzo, morimos. ¿Y para qué vivir si al final hay que morir? ¿Y para qué tanto trabajo si la vida es tan corta?

El niño quería comprar chuches, pero él no tenía el suficiente dinero para poder comprarselos, además sus padres no le davan la paga, pués entonces porque él se comportaba mal, un día le dijo a sus padres – me comportaré bien pero lo hacho a perder a las pocas horas.

La tendinitis
Cogí carrerilla. Llegué a la línea de batida. Tomé impulso con flexión de piernas y ayuda de los brazos. La caída fue desafortunada con resultado de tendinitis aquilea y consiguiente yeso, muletas, anti-inflamatorios y reposo durante unos días.

Una vez un jugador de fútbol, muy chupón tenía que jugar, la final de copa del rey ese jugador pensó que no debería jugar cómo siempre porque sinó perderían el partido asi que le dijo al entrenador que no lo pusiera peró a los 5 minutos ya pedía salir y el entrenador lo dejo en el banquillo todo el partido porque el equipo jugava muy bien sin el.

Mi estuche con lápices, los bolígrafos, una goma azul y roja, el sacapuntas…una regla de quince centímetros, algún que otro rotulador y el corrector, el corrector blanco que se volcó o explotó, no se bien que pasó pero mi estuche rojo quedó blanco y áspero y también todo lo que había en él.

Esto era un hombre rico que quería dar parte de su riqueza a personas. A personas ricas.

El relato de mi prima
Mi prima era una persona normal y corriente, sana, comía de todo, pero, dos días después de su cumpleaños los médicos le diagnosticaron diabetes. Esto es una enfermedad metabólica producida por deficiencias en la cantidad o en la utilización de la insulina, lo que produce un exceso de glucosa en la sangre. La familia estaba muy preocupada por ella, sabían lo que pasaría. Sabían el futuro de sacrificio que les esperaba. Y un mes después le diagnosticaron que era celíaca.
La familia se preocupo aun más, mucho más. Pero comprendieron que no tenían que estar tristes, sino apoyarla, que disfrutase de la vida, que no estuviese triste ni deprimida, etc. Ahora ella y yo lo pasamos muy bien juntas, pero tenemos que tener cuidado con el tiempo, si se tiene que pinchar , que puede comer y que no, y estar atentos al indicador de glucosa, su inseparable compañero.

El conejo volador
Un día, un pobre conejito que tenía hambre, salió de su madriguera a buscar comida.
Era invierno y se habían acabado todas las provisiones no había nada ni siquiera un trocito de hierba.
Mientras tiritaba de frío, vio a ya a lo lejos del bosque una cosa muy reluciente que parecía una zanahoria.
Mientras se acercaba pensó que no era normal una zanahoria tan grande y además reluciente que estaba vagueando por los aires. Se acercó corriendo como un rayo, y cuando estuvo cerca se dió cuenta de que era una zanahoria inmensa.
Mientras acariciaba la idea de comérsela vió una pequeña ventanita en la zahaoria y pegó su cara a ella y descubrío de que había un vaso con un líquido púrpura y encima había una etiqueta que decía: Líquido volador, por favor tomar sólo un sorbo.
El conejo como no sabía lo que quería decir ´´ sorbo´´, le dió un pequeño golpecito al cristal de la ventana y ésta se rompió. Cojió el vaso y se bebió los 249ml que habían en el vaso.
Y de repente ¡”Zas!”
Le acababan de salir alas, y se puso a volar, así fue feliz durante toda su vida, pero no entendió una cosa que si tenía alas ¿Porque seguía siendo un conejo?

Historias de un ciego
Yo vi una de estas cosas antes de que me quedase ciego. Un gran destello me alumbró la cara y un escalofrío me recorrió todo el cuerpo. Luego sólo pude ver un rostro muy peculiar y luego me desmaye. Al despertar, me dijeron qu estaba en el hospital. Pregunté que pasaba, y me dijeron lo que me pasaba, estaba completamente ciego. Mi família me recogió y les pregunte que pasó. No me dijeron nada y empezé a invstigar desde el lugar qu me desmaye. ¡Espero encontrar lo que busco, al que me intentó matar!

Advertisements

16 febrer 2010 - Posted by | castellà, materials |

4 comentaris »

  1. En ellos aparecen buenas ideas. Hbeis hecho un buen trabajo, o hemos…:)

    Comentari per mealemany | 16 febrer 2010 | Resposta

  2. Me han gustado mucho.

    Comentari per india16 | 16 febrer 2010 | Resposta

  3. Muy bien trabajado.

    Comentari per miguelinramonllull | 16 febrer 2010 | Resposta

  4. Todos los microrelatos estan bien, aunque me falten algunos por leer.

    Comentari per xisco1997 | 16 febrer 2010 | Resposta


Deixa un comentari

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: